La puerca está en el chiquero

Será que ya todos nos estamos volviendo locos con la gripe que no es gripe sino influenza, a la que se llama porcina pero que no es transmitida por un chancho, y que le dicen norteamericana pero tiene su centro en México pero esto ya me tiene algo confundida. Digo, primero el ministro sale cual vieja histérica anunciando que el puerco ya llegó y luego se desdice afirmando que solo era un estornudo.

Y por su lado, los deliciosos diarios chicha hacen lo suyo, informando con la mayor seriedad sobre un tema tan preocupante y exponiendo las más sesudas tesis, como el chino, que sostiene que la gripe porcina es la última de las plagas antes del juicio final. Ya fuimos.

Así estamos, corriendo espantados ante la insinuación del estornudo ajeno, comprando las últimas cápsulas de contac-c y arranchándonos las mascarillas. Así estamos...en su mundo de fantasía y color claro, porque el hecho de que hoy haya visto mucho menos gente de lo normal, que la biblioteca de la católica haya cerrado a mediodía, que las combis no hicieran su ruta completa y que en la cafeta central haya cocinado rico no se debía a la gripe porcina, sino a que es la víspera del día del trabajo. Gran novedad.

Pero es que en estos días el chancho ha sido injustamente vilipendiado y ofendido. Su exquisita carne, base de los chicharrones cuyas calorías van directamente al sitio sobre el que te sientas, rechazada. Y es que nadie se acuerda en esos tiempos de las virtudes del chancho. Claro que hay chanchos y chanchos, por ejemplo, no hay punto de comparación entre el de Pink Floyd y Alfredo González. El primero tiene conciencia social y flota eternamente por el espacio; el otro arrasa con restaurantes ajenos so pretexto de aventura culinaria. A ese sí deberían fumigarlo.




Otros chanchos célebres son el puerco araña y el nunca bien ponderado chanchito de alcancía. El puerco araña es un personaje en sí, polifacético y siempre dispuesto a una aventura.

¿Qué le está mirandoooo?


Y el chanchito de alcancía...confieso que nunca tuve uno. Siempre dispuesto a recibir monedas, billetes y lo que sea para luego ser masacrado a martillazos para sacarle lo que lleva dentro..viven mucho y mueren jóvenes cual estrellas de rock. Todo por el cochino dinero...cual estrellas de rock.

Pronto moriráaaan




Y claro, el chancho mayor, Alan, cuya metamorfosis de los últimos 20 años no deja de impresionarme. Hace un rato lo vi en las noticias anunciando muy serio que a partir de ahora, nada de dar la mano, de abrazar y dar besitos. Claro que inmediatamente aparecieron imágenes suyas dando la mano a sus fans y al presidente Carter, como para mantener la coherencia. Y como ahora eso está prohibido, muchos proponen reemplazarlo con expresiones de cariño más hardcore. No sé si funcione, pero igual no me preocupo. Para eso está el besito limeño: al aire.

Y otras opciones mejores de besito...pues el danny kiss por supuesto, con mucho charm:


2 comentarios:

Nak dijo...

Está bien que para la seguridad de las personas deban ponerse una mascarilla, pero como que ya esto va un poco más a la exageración, besar con la mascarilla puesta no creo que sea algo que se disfrute ni mucho menos a la limeña, cuando me toque besar a mi verdadero amor lo haré al estilo francés :P!


Estoy de acuerdo con lo del cerdo Gonzáles, deben ponerlo en cuarentena de por vida!!

Mandr dijo...

dannikisseando everywhere!!