El turrón político

La teoría de La administración y este pechito se confirmó. Lo que empezó como un inocente post sobre el turrón y sus insospechados efectos sobre temas que se hacen fuera de la cocina se ha revelado como una influencia determinante en la política del país más poderoso del mundo. Porque ha quedado demostrado que el consumo del turrón es una velada reivindicación del negro dándole además un matiz de experiencia religiosa. Es entonces que el crecimiento del consumo y de las exportaciones de turrón a los Estados Unidos (fuente: patito estadísticas inc.), con su valor agregado de santa negritud, han dado el triunfo a Barack Obama.

Así que ya saben, ahora cada vez que compren un turrón, lo abran y saboreen sus (para mí) dudosas virtudes como postre, piensen en que USTEDES, sí, ustedes aportaron su granito de arena para que Estados Unidos tenga por primera vez un presidente de color serio. Y tú Barack Obama, piensa que desde aquí, un postre negro tuvo el poder de ayudarte a ganar. Y muestra orgulloso y sin complejos tu turrón, mira eh?

Turrón! oh yeah!

Probablemente a Mc Cain le gustaba el King Kong. Y por eso perdió, porque el king kong es un trancaculo y un trancavotos también. Sorry.

what?

Espero que este sea el primero de los muchos descubrimientos que este manzanudo blog haga en bien de la sociedad. Porque para eso estamos, para servirle a usted (de estúpido entretenimiento) y para ocupar un lugar importante en la biblioteca de su WC, cuando los blogs puedan llevarse allá. Mientras tanto chau.

1 comentario:

Daniel dijo...

Yo quelo mi turrón (Crunch Cruch!!):P