La nave está ahí

Hace poco conté que me llegaron las invitaciones para enviar mi luz a la astronave espíritu azul. Algo decepcionada por no haber llegado a hacer tal envío a tiempo, pasé mis días triste y pensando en que la astronave estaría ya surcando el infinito. Sin embargo, abro mi gmail y.......


Sí! ahí estaban y no me habían abandonado. Es más, reiteraban la invitación a que esta servidora se una a ellos, a la noble misión Urancha. Pero hasta ahora las invitaciones eran algo frías, impersonales. Faltaba el toque humano, que tenía que venir de manos de...


El excelso y, aún ignoto, Justificus Melquisedek. Mucho gusto, pero por más esfuerzo que hago, no encuentro una foto suya en google images, podría usted?

¿Seremos yo y todos los rascadores de coyunturas que leen este blog los elegidos para abordar la nave? No se pierdan el próximo capítulo que llegará cuando llegue un nuevo mail......desde el espacio sideral. Tal vez entonces tengamos noticias de Justificus Melquisedek.

4 comentarios:

Nak dijo...

Mejor chapo mi libro de "Yo visité Ganímedes" XDD!!

Estaré esperando el próximo episodio...por el momento se me abrieron varias incógnitas...¿Quién es Justificus Melquisedek?...¿Cuál es el objetivo de la misión 'Urancha'?...¿Dónde quedará la nave?...

Saludos!

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

quisiera saber si hubo alguna respuesta sobre quien es Justificus Melquizedek?

Chechi dijo...

Justo en el mejor momento, la comunicación se interrumpió. Tal vez fueron tormentas de rayos gamma, pero J. Melquisedek no ha vuelto a escribir.

Anónimo dijo...

tengan cuidado con los incognitas impersonales y misteriosos.
chau.
Lorena