Recontando recontando

El primero de enero de 2010. Otro primer día de un año nuevo, en el cual una piensa que esto de las fechas es una cosa bien loca inventada por nuestras locas cabezas, porque en verdad nada cambia. Y pasas por los kioskos de periódicos, con sus recuentos del año bien preparaditos. Y es que los recuentos son un clásico de fin de año, como las fiestas y los calzones amarillos. Y la vieja costumbre de las fiestas, bien recreadas en los programas de tele, donde los artistas de cada canal tienen la triste misión de recrear una y otra vez la llegada de un nuevo año que en realidad, y en su momento, no ha llegado aún.

Esto sí que no tiene nombre!

Y se trata de contar, al revés y lo más emocionada que puedas hasta que llegas al 1 o al cero, según sea el caso. Y como todo se cuenta ahora, estuve pensando qué tipo de recuentos podía hacer para este blog, Ideas pasaron, y muchas. Desde un ranking de los posts del 2009 (cosa bien egocéntrica) hasta lo más WTF del año, lo cual deseché porque a esa ardua tarea me dedico en otro proyecto (P-R-E-M-I-O-S—P-A-T-I-T-O) decidí finalmente que haría lo que, a mi dudoso gusto, son los 10 hits de la década que se fue. Si esperan encontrar algo digno de crítico musical, pasen a otro blog. Porque aquí de lo que se trata es de recoger lo más…..incomprendido, experimental, atonal y tal vez futuramente arty de estos años. Y aquí están, sin dudas ni preámbulos, las next big things de la década del 00, al estilo manzana. Tápense los oídos que estos son y van sin ningún orden en especial:

Nuevo Amanecer (La Tigresa del Oriente): ¿Alguna vez se preguntaron cómo sonaría Paulo Coelho en cumbia? Bueno, esta canción es una muestrita de la catástrofe que podría avecinarse si tal cosa sucede. Pero vayamos por partes, como dijeron Jack y Goshiku. La Tigresa irrumpió con la pierna en alto con este súper hit en los aún vírgenes terrenos de you tube, para arrasar con las preferencias del respetable. Su cadenciosa música, sumada al vídeo, una joya de la producción lo-fi y las hasta entonces inéditas posibilidades de la edición en power point, el caballo, las bailarinas, el pata en mallita, el chibolo que pasa corriendo detrás de escena, la Tigresa….inolvidable.



Torres Gemelas (Delfín Quishpe): Esta canción es una suerte de mueca. Porque la mueca es en sí un gesto que no llega a ser una cosa u otra. Y así te quedas al escuchar esta primorosa producción de Delfín hasta el fin. La dramática historia del muchacho que llegó a Nueva York a ver a su amorcito matizada con beats deudores de la escuela electro progresiva y los oportunos requiebres interpretativos hicieron lo que ni Al Qaeda pudo: que el 11 de setiembre dé risa. Que cada vez, al ver las torres derrumbarse imagines al amorcito de Delfín dentro, y a Delfín gritando….Dios mío….AYUDAMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE. Y como dice al final de semejante drama: chaaauuuuu.



Caramelo (Monique Pardo): La biscabuela de las vedettes, la que tuvo su revolcón con Mick Jagger, se revolcó años después por la pasarela de un tragamonedas ignoto al lado de Winnie Pooh. Y lo hizo mientras cantaba su pegajoso hit. Y a partir de aquel entonces el mundo no fue el mismo. O sí, pero la frase suena bien. Tan bien como el coro de la canción: caramelo, caramelo, no me quites mi caramelo. Denle su caramelo por favor.



Mi computadora (Sonoradio): La verdad nadie sabía que existían. Y nadie sabía que en el Perú se hacía electro o algo parecido porque todos los grupos quieren ser punk. Pero ahí estaban. Electro trash, más trash que electro, hablando de la computadora tentadora y de tu chico que se fue con un maricón. Coherencias hablamos. Jaifai maiespéis berrea la cantante….los beats se hacen cada vez más duros. Mi computadoraaaaa sigue la cantante. Y una piensa que de tan mala esta canción está a punto de dar la vuelta y doblar la esquina hacia el terreno de lo bueno. Denle su computadora y a Monique los caramelos.



La Tetita (Wendy Sulca): Su trascendencia fue tal que mereció un post propio, hace mucho. Esta oda a la lactancia materna, este grito de orgullo de una niña de 8 años que proclama al mundo que aún toma su tetita. Esa voz aguda, deliciosamente irritante, es un éxito. Y ni qué hablar de la parte más polémica y perturbadora de la canción, que revelaría ese curioso estancamiento de nuestra canora en la etapa oral-anal: rico rico rico rico que rico es mi tetita Una joya aún no descubierta por el psicoanálisis mundial.



Canción para que no haya sida (Escritora Gaviota): La escritora del siglo (sic) demuestra que puede darle saoco a sus escritos. Y lo hace con esta tierna historia del sacerdote que un día despertó con sida (¿cómo es eso posible? Solo dios lo sabe) y la aparición de una mujer, una mujer poeta que le escribía canciones de amor, de amor, de amor. Y juntos curarán el sida, y juntos llegarán al congreso. Y juntos irán a los premios patito. Y seremos nuevamente niños, niños símbolo del sida. Si la ve llegar, corra.



La Rechazada (Susy Díaz): Por más que investigué, no pude resolver la duda de si la canción se llama la rechazada o la arrechazada. Pero qué importa, Susy nos regaló esta joya musical que ya entró por la puerta grande al paraíso de hits indie trash. Su ingenioso juego de palabras, para mi cu…para mi cu… cuerpo bien hermoso entran con fuerza en nuestros oídos para luego darnos su ra… su ra… ramo de flores, ¿Para qué? Para tu cu… para tu cu… para tu cumpleaños. Nunca pensé decirlo, pero he decretado que este año no tendré cumpleaños. Punto y fin.



Cerveza Cerveza (Wendy Sulca): Conocida por los entendidos como Cermeza Cermeza, esta grabación, en su toma número 32, reveló una pequeña pero significativa falla fundamental de dicción de la Sulca, provocada tal vez por el excesivo consumo de caramelos sparkies mezclados con chicharrones chipy que, además de visiones del apocalipsis, crearon un despelote dento-palatal que originó lo que los entendidos llaman un “momento WTF” que dio pie a esta espirituosa canción. Dios salve a Wendy.



Ven tú (Grupo América): En esta época todos los grupos de cumbia suenan igualito y hablan más o menos de lo mismo, pero uno, solo uno se atrevió a dar un paso adelante y habló de lo que atolondra a nuestra juventud juvenil de la actualidad actual: el internet. El Hi5, el chat y la cámara web. Y el rincón del vago y Wikipedia cuando hay que hacer la tarea mamá. El romance a través de la pantalla, el amor reducido a lenguaje binario, y el reclamo de que vengas tú que a nadie se adora chateando en la computadora Ah qué emo.



Y esos son, al retorcido juicio de este retorcido blog, los hits de la década que se fue….tal vez se me pasen algunos, o alguno no sea de la década del 00 pero no me malogren la fiesta. Lean y sean felices. Y escuchen música.

4 comentarios:

Javier dijo...

excelente recuento!

cervezaaaaaaaaaaaaaaaaaa....

gabychat dijo...

tengo ganas de votar jajaj pero eso es para los patito.
el útimo es demasiado... demasiado emo -_- jajajaja
Gaviota oh gaviota... ay nooo con ella no suena bien.
Para tu cu.. para tu cu..
Pd. yo decreto q sí!
*besitosdelecheasada*

Nak dijo...

A ver...con respecto a la foto, y lo juro, me dije: "QUÉ CARAJO ES ESOOO!!!". XD!

¿SonoRadio?...me suena a un nombre de etiqueta que ví en un LP que vendían por Jirón Quilca...por favor! esas letras y esa música capaz le llegue al dedo pulgar del pie de Peaches porque ese sonidito del comienzo no sé porque pero me recuerda a "More" y demás canciones jejeje.

En lo poco que he podido ver en las entrevistas a este personaje autodenominada "Escritora Gaviota" (y ojo! yo no estoy en contra de sus libros y poemas porque es algo libre y porque además iría en contra de mis principios vanguardistas, inclusive hasta yo también escribo poemas :S )es que ella dijo que es una escritora erótica, sin ánimos de ofender pero en mi opinión para mí es la "Susy Díaz de la literatura erótica".

Con respecto a los demás...sin comentarios ¬¬.

Sibila.S dijo...

Dios Mio!!!!!!!!!!

Este recuento es genial, jajaja.

Nunca concebí algo como lo que canta Delfín hasta el fin... oh, Dios, oh!

Y cermeza, cermeza, merece un diez.

Genial, simplemente genial.